¿Qué significa la posición de la cola del gato?

cola-de-gato

Hace unas semanas dedicamos un interesante tema al lenguaje que se desprende de los ojos y orejas de gato; incluso los bigotes tienen su distinta posición según el humor del felino. Pero el rostro gatuno no es el único que expresa emociones en toda su anatomía: en realidad el gato es expresivo desde el hocico hasta la punta de su cola. Y es precisamente de eso de lo que vamos a hablar: del significado de las diferentes posiciones dela cola del gato.

La cola del gato: un fuerte músculo para comunicarse

El cuerpo de un gato está formado por hasta 244 huesos, unos 40 más que en el cuerpo humano. La diferencia se debe fundamentalmente a que la cola del gato está vertebrada. Aunque el número de huesos depende de la raza, puede tener hasta 27 huesecillos. Todos ellos cumplen una función fundamental en el equilibrio del animal.

  • Si la cola del gato está baja y entre las patas, significa que el animal tiene miedo.
  • Una cola baja y formando una U, indica que el gato está en acecho.
  • La cola alta y despeinada (erizada), quiere decir que el gato está a punto de atacar. ¡Ten cuidado!
  • La cola del gato baja y despeinada tiene algo de relación con la anterior, pero indica más bien que está dispuesto a defenderse.
  • Si el gato muestra una cola alta y lisa, está relajado.
  • Un gato con la cola agitada y que realiza movimientos amplios, está irritado o se siente importunado por algo que ocurre a su alrededor.

Estate atento a lo que significa cada una de estas posiciones, puesto que el gato pasa fácilmente de la irritación a estar a la defensiva, y de un estado de alerta y defensa es capaz de mostrar su disposición al ataque en menos de cinco segundos.

Las posturas corporales: el lomo también tiene algo que decir

Rara vez lo que un gato es capaz de expresar con alguno de sus músculos no va acompañado por una posición acorde de sus orejas, sus ojos, sus bigotes… y también su lomo. Es una imagen muy habitual la del gato verdaderamente enfadado y anunciando que está dispuesto a lanzarse a atacar; pero si nos fijamos, lo indica con todos los músculos que tiene.

El lomo arqueado suele ir acompañado de un rabo erizado, con los pelos sumamente despeinados, las orejas aplanadas y hacia atrás y una mirada desafiante de pupilas contraídas. El gato en esta situación suele ponerse de lado para hacerse más visible y resultar más imponente ante quien está enfrente, da vueltas sobre sí mismo mediante pequeños y rápidos saltos. Muchas veces esto ocurre cuando el gato tiene miedo; si tu gato muestra esta actitud y no entiendes la razón, permanece tranquilo y no hagas ningún gesto que él pueda interpretar como una amenaza; enseguida se relajará.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s